AGRICULTURA



Diatraea: La plaga del maíz

El barrenador de la caña del maíz, Diatraea saccharalis, es la principal plaga del cereal en nuestro país. También provoca el vuelco y quiebre de las plantas. Este insecto lepidóptero ataca los cultivos a través del ingreso y consumo de los tallos del cultivo, lo que provoca una falla en el movimiento del agua y los productos de la fotosíntesis y por tanto disminución en el número de granos por metro cuadrado cuando los ataques son más tempranos, pérdidas en el peso de los granos en la medida que los ataques se desplazan en el tiempo y, por último, consumo de los granos mismos a través del ingreso a la espiga principalmente desde el tallo. Indirectamente esta plaga provoca vuelco de plantas y quiebre, y caída de espigas. La susceptibilidad de ataque de esta plaga aumenta en la medida que las fechas de siembra se atrasan hacia noviembre y diciembre, ya que los niveles poblacionales de los adultos que oviponen alcanzan sus mayores valores desde finales de diciembre en adelante. De manera inversa, las siembras tempranas llegan a ese momento con mayor lignificación de tejidos que lo protegen del consumo e ingreso de las larvas al interior del tallo, con lo cual disminuyen su incidencia.

Sin embargo, las pérdidas cuantitativas de rendimiento no es todo el efecto que esta plaga produce sobre el maíz, ya que una consecuencia aparejada de sus ataques es una pérdida en la calidad comercial del grano producido.

Los elementos de manejo de esta plaga son básicamente dos: el primero es el monitoreo permanente de los lotes para la detección de las oviposiciones de la plaga; la segunda estrategia de manejo es el uso de la biotecnología, es decir de materiales genéticamente modificados que toleran el efecto. En este caso la prevención se da durante todo el ciclo del cultivo sin necesidades de monitoreo ni diagnóstico. Estos eventos biotecnológicos nos proveen tolerancias parciales o totales, según el caso, a otros enemigos como el "cogollero" y la "isoca de la espiga", respectivamente.

El uso de organismos genéticamente modificados nos provee la tranquilidad como productores de tener una muy buena cobertura hacia ataques de diatraea durante todo el ciclo de cultivo; además es importante en casos de lotes en que la cosecha se retrase en el tiempo por cuestiones ya planificadas, como ser el secado de los granos o la prioridad de cosecha de otros cultivos.

Fuente: JOAQUIN RABASA, Responsable de coordinación de regionales de Aapresid para www.infocampo.com.ar


 

 
 

Agrobit.com  | E-mail: agrobit@agrobit.comTérminos y Condiciones Generales.
Legales: Los datos contenidos en este web corresponden a material elaborado por Agrobit.com a partir de otras fuentes y tienen como único fin, brindar información a quienes visiten este web. Agrobit.com no se responsabiliza por la exactitud e integridad de la información aquí publicada y deslinda cualquier responsabilidad sobre las opiniones aquí vertidas. Quien accede a este sitio acepta que los errores u omisiones no podrán utilizarse para realizar demandas o reclamos por vía legal. La información publicada en este web no debe servir como base para decisiones de inversión. Las marcas mencionadas son marcas registradas de sus respectivas empresas.