ENTREVISTAS
 

Cómo armar una PyME y no fracasar en el intento

Las empresas familiares duran poco, la mitad de ellas termina antes de los 10 años. El 80 por ciento del total de las empresas argentinas pertenecen a este tipo. Según datos del Club Argentino de Negocios de Familia, el treinta por ciento pasa la primera generación, y sólo el 5 la segunda. Cómo armar una pyme y no fracasar en el intento.

El 50 por ciento de las empresas familiares tiene un período de vida menor a los 10 años, el 30 por ciento pasa la primera generación, y solo el 5 por ciento la segunda, según datos del Club Argentino de Negocios de Familia, la única agrupación en el país que reúne a las compañías con estas características.
Lo llamativo es que el 80 por ciento de las empresas de nuestro país son familiares, y cabe destacar que las pocas que han sobrevivido a la estadística, lograron convertirse en verdaderas corporaciones como los grupos Roggio, Perez Companc o Techint, entre otros.
Algunas de las más conocidas que atravesaron problemas pero llegaron a soluciones favorables fueron Protejer, Cabrales, y el Deutsche Bank, entre otros.

En tanto, en el mundo, entre el 65 y 90 por ciento de las empresas también son familiares. Lidera el ranking Estados Unidos de América, y en el último lugar se encuentra Chile. Jorge Hambra, presidente del Club Argentino de Familias, explicó a Télam que hay claves a seguir para evitar que estas compañías desaparezcan ya que existen temas sensibles comunes a todas, entre ellos la "promoción y retribución económica de los familiares".
En este sentido, y en su carácter de consultor, Hambra relató un caso donde "la esposa de un gerente empezó a desempeñarse como jefa de un departamento de una empresa sin cobrar un sueldo fijo, lo que fue generador de numerosos inconvenientes futuros".

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es la "orientación del desarrollo de la empresa familiar y las reglas para el ingreso de familiares".
Hambra explicó que en muchos casos "se toma a distintos parientes para ocupar cualquier lugar sin pensar en las capacidades y los talentos, lo cual también, a futuro, trae numerosos problemas".
El destino y la oportunidad de las inversiones, es otro factor a tener en cuenta, y en este sentido el director del Club de Familias explicó como "dos socios, dos hermanos, vieron incrementadas sus ventas y empezaron a tener problemas por el destino de esas inversiones".
"Tenían una empresa textil y mientras uno quería poner una planta nueva, porque tenía hijos y pensaba en la trascendencia, el otro quería criar caballos porque siempre le habían gustado.
Finalmente, y después de varios intentos, llegaron a un acuerdo", comentó.
Otro tema que genera resquemores es la distribución de dividendos y un claro ejemplo de ello fue el caso de un socio que se negó a firmar un balance porque no se ponía de acuerdo con su padre en lo que eran ganancias, inversiones y pérdidas.
Pese a que los casos no son difundidos con nombre y apellido debido a que en el Club se trata de resguardar la intimidad de los que buscan soluciones, la firma Cardone expuso su caso sin temores.

Compuesta en un principio por dos hermanos, cuando la marca -que fue desarrollada solo por uno, Juan- recibió el premio Endeavor, entendió que sus ganancias se iban a reproducir mucho más rápidamente y el que había trabajado en ella decidió separarse del otro hermano.

Después de varios intentos y negociaciones y de desechar la vía legal para evitar resquebrajar la relación familiar, llegaron a un acuerdo, y hoy cada uno se maneja en forma independiente.

Para arribar a un buen final, Hambra dio en una charla de la que participaron más de 50 empresarios familiares de todo el país, una serie de reglas.

La primera se basa en como hablar con el familiar en cuestión sobre los temas más sensibles y en este sentido recomendó "nunca utilizar la primera persona sino la tercera. Ponerse fuera de la situación y tratar de describir el tema en forma objetiva para evitar una reacción desfavorable de la otra parte".

Es decir, actuar como mediador aunque sea una de las partes involucradas. También indicó que "nunca se debe atacar la identidad del interlocutor" y prepararse para el diálogo teniendo en cuenta que "la lucha, además de ser una reacción primitiva, siempre termina saliendo más cara que la negociación".


Fuente: agencia de noticias Telam
 

 

Agrobit.com  | E-mail: agrobit@agrobit.comTérminos y Condiciones Generales.
Legales: Los datos contenidos en este web corresponden a material elaborado por Agrobit.com a partir de otras fuentes y tienen como único fin, brindar información a quienes visiten este web. Agrobit.com no se responsabiliza por la exactitud e integridad de la información aquí publicada y deslinda cualquier responsabilidad sobre las opiniones aquí vertidas. Quien accede a este sitio acepta que los errores u omisiones no podrán utilizarse para realizar demandas o reclamos por vía legal. La información publicada en este web no debe servir como base para decisiones de inversión. Las marcas mencionadas son marcas registradas de sus respectivas empresas.